Cocaine RPG

Plot/Ambientación



Moscú, Rusia.
Año 2012.

Entre lujosos coches deportivos, mansiones ó apartamentos costosos, pasando casi todas las noches en los clubes más exclusivos de la ciudad... Así es como vive la mayoría de los jóvenes de moscú. Ésos jóvenes a los que no les interesa nada y los que de muy poco se enteran.

Creen que su vida es perfecta, sin saber que en ocasiones, no pasan mucho de ser unos simples títeres, cuyos hilos son movidos por la fuerza de personas que tal vez ni siquiera conocen. Y que no está de más decir, jamás querrían conocer...

Porque no, no todo lo que brilla es un collar de tiffany's. También existen aquellos que, para mantener su posición social, deben recurrir a dañar a otros; a quién sea y de la forma que se les imponga. La ambición en rusia es grande, ¿ya lo sabías?

Y es que recuérdalo, amigo mío; querer estar en la cima del mundo y gozar de un máximo poder, puede llegar a ser tan adictivo como la droga a la que llaman cocaína.

+INFO

Consejos del Staff

1. El foro está optimizado para visualizarse mejor en el navegador Mozilla Firefox, así que si aun no lo posees, te sugerimos descargártelo desde aquí.

2. Se recomienda mantener el equilibrio entre personajes masculinos y femeninos. También recuerden que dada la poca demanda de chicos, un personaje masculino tiene más posibilidades de sobresalir (:

3. ¿Perdido? Entonces lee nuestra guía para nuevos usuarios haciendo click aquí.

4. Recuerda que si tienes una duda ó sugerencia, por más absurda que creas que sea, puedes consultarla sin problema alguno con cualquier miembro de la administración. Nosotros estamos aquí para ayudarte
¡Conéctate!
Nickname:
Password:
Recordarme en éste PC (?)
Es decir, que los datos de tú nombre de usuario y contraseña se queden grabados en ésta computadora para que así, en tu próxima visita no tengas que loguearte de nuevo otra vez.

Recuerda que por seguridad, ésta opción no es recomendable si estás conectándote desde sitios públicos en los tengas que compartir el PC.
»
¿Aún no tienes una cuenta? ¡Regístrate!
» Recuperar mi contraseña
Latest topics
» Well Below [Élite]
Lun Dic 10, 2012 3:47 pm por Invitado

» Mischief Managed [Elite]
Vie Ago 31, 2012 9:21 am por Invitado

» Registro de PB's / Face Claim.
Jue Ago 30, 2012 5:53 am por Jake Carter

» Pandemia Zombie {Afiliación Élite}
Dom Ago 19, 2012 8:47 pm por Invitado

» Skyla Bennett
Miér Ago 01, 2012 11:48 am por Skyla Bennett

» Registro de Nombres / Apellidos.
Miér Ago 01, 2012 11:37 am por Skyla Bennett

» Naufrage (Recién abierto) {ÉLITE}
Miér Jul 25, 2012 2:05 pm por Invitado

» Divergente Rol [Elite]
Miér Jul 25, 2012 8:05 am por Invitado

» Sea of Holes {Normal}
Vie Jul 06, 2012 1:44 pm por Invitado

About

Season/Settings

Actualmente nos situamos en el año 2012, ubicándonos específicamente en la bella ciudad rusa de Moscú. El clima de ésta primavera resulta ser variado; mañanas frescas y tardes/noches cálidas pero agradables. No se esperan temperaturas mayores a los 22°C, pero sí podemos contar con las ya muy habituales lloviznas que seguramente ocurrirán a lo largo del mes.

Staff

"The Bitch"

Enviar MPPerfil
Sören R. Scholz

Enviar MPPerfil
Katherine R. Swandersh

Enviar MPPerfil
Rockie M. Zwarts

Enviar MPPerfil
Viktor F. Vakhrushev

Enviar MPPerfil
Niëv A. Kôgaard

Enviar MPPerfil

Disclaimer

Las imágenes no nos pertenecen, lo único que nos acreditamos es la edición de las mismas para formar en conjunto el diseño gráfico del foro.

COCAINE es un rpg original basado en la anterior obra de la administración, So Dirty. La trama & ambientación pertenecen al respectivo staff del foro, al igual que todo el diseño gráfico del mismo. La información básica de cada personaje es propiedad de los usuarios y está prohibida su reproducción sin el permiso de éstos.

Cualquier plagio, ya sea total o parcial del contenido original que aquí se expone, será denunciado. Nosotros sabemos que "inspirarse" no está mal, pero si algo de aquí te llama la atención al menos notifícanoslo ó en última instancia, sólo da el crédito correspondiente. Por favor, sé original y no copies.
OTM

Los mejores del mes


CHICA.
SOON.


CHICO.
SOON.


PAREJA.
SOON.
Affiliates

LA CRÈME DE LA CRÈME

BROTHERS SITES




Photobucket

ÉLITE / VIP
Calapalooza! Panem Games The Afterlife Oblivion Image and video hosting by TinyPic Quimera Asylum Donec Mors Nos Absque Clash of Kingdoms Image and video hosting by TinyPic Titanic RPG Photobucket LoveDaze! Tour Ashley Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Another Brick In The Wall Foro rol Secrets Hurts



Comparte|

Where words fail.. music speaks | Krisztiăn.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo
MensajeTema: Where words fail.. music speaks | Krisztiăn. Miér Mayo 16, 2012 8:09 pm



WHERE WORDS FAIL... MUSIC SPEAKS




Con Krisztiăn ๑ Jueves, 8.30 pm ๑ Okhotny Ryad

El Okhotny Ryad Shopping Center era uno de esos edificios en los que podías estar caminando horas y horas y aún así no recorrerlo entero. Un Centro Comercial moderno, con tiendas de toda clase, en el que tenían cabida hasta las de pequeños artículos de colección y auténticas joyas de la música, como los vinilos. Para amantes de lo caro, pero también para aquellos que se decantaban por algo más grunge, o incluso gótico. Allí podías encontrar de todo, y justamente a allí es a donde había ido a parar Nadia. ¿Por qué? Porque necesitaba unas nuevas botas de fútbol, ya que las anteriores además de ser viejas, se las había cargado durante el último entrenamiento de fútbol. Y allí, en el Ikhotny Ryad se encontraba la tienda perfecta que aunaba calidad a un precio prácticamente asequible; algo que sus bolsillos pudieran permitirse sin sangrar demasiado. Justo al traspasar la puerta principal, Nadia fue invadida por aquel olor tan característico de los centros comerciales como aquel: una sobria mezcla entre el destilado olor del aire acondicionado, el ir y venir de cuerpos de un lado para otro, a plástico y a comida. Generalmente, los olores fuertes no es que le desagradasen del todo, pero aquel era especialmente uno que no le gustaba en particular. Sentía como si hasta ella misma estuviese hecha de algún material inflamable que se pudiese oler a kilómetros. Instintivamente, olisqueó a su alrededor, pero tan solo a sus fosas nasales llegó el olor a vainilla de su colonia. Suspiró, como aliviada, y se introdujo de lleno entre la marea de gente que abarrotaba las tiendas. A aquellas horas de la tarde los últimos compradores apuraban para finalizar sus compras a tiempo y así poder tener todo listo para el fin de semana. Además de que las ofertas siempre salían de Lunes a Jueves, y por tanto, aquel era el último día de la semana en el que las tiendas rebajaban sus productos. Nadia sabía perfectamente a dónde tenía que dirigirse, así que avanzó por uno de los laterales del pasillo hasta los acensores de la planta baja. No fue a los centrales, no porque si lo hacía sabía que tendría que esperar tres turnos para subir. Se fue directamente a un ascensor que había en uno de los laterales de aquella enorme planta y que casi todo el mundo pasaba por alto.

Al llegar a la base, su dedo índice fue directamente a pulsar el botón de llamado. Alzó el rostro y miró hacia arriba a través del tuvo de cristal. Los alambres y los hierros comenzaron a moverse para bajar aquel armatoste desde la tercera planta hasta la que ella se encontraba, y cuando el ascensor abrió sus puertas delante de ella, estaba vacío. ¡Como lo sabía! Si es que nunca fallaba. Aquel truco se lo tenía memorizado desde que Jôndalar se lo había enseñado un día; y desde entonces, siempre que acudía a aquel lugar lo utilizaba. Le permitía desplazarse de una planta a otra sin tener que buscar alguna de las escaleras mecánicas puestas y escondidas a traición o tener que esperar eternas colas para subirse en alguno de los acensores principales. Nadia avanzó y entró en aquel ascensor con el pie derecho, como de costumbre. Cuando estuvo dentro de aquella especie de cilindro giró sobre sí misma con la intención de ir a pulsar el botón de la quinta planta, pero no pudo hacer otra cosa sino sobresaltarse tras visualizar una figura humana que estaba allí con ella, dentro del ascensor. ¿Cuándo había subido? ¿Cómo había entrado sin que ella lo viera? O cabía la posibilidad de que ya estuviera montado allí, claro. La cuestión es que no pareció bajarse, así que supuso que ella habría llamado antes de que él pudiera accionar algún botón para ir a la planta que él quisiese. Él, porque era un chico. Lo miró de soslayo y pulsó el botón de la quinta planta, al fin. Las puertas comenzaron a cerrarse y aquel chico no se movió para apretar ningún otro botón, e incogiéndose de hombros, interpretó que iría a la misma planta que ella, la que contenía la mayoría de tiendas de deporte.

Con las yemas de los dedos apoyadas sobre una barandilla de metal tamborileaba el ritmo de una canción que había escuchado directamente desde los cascos de una chica que iba con ella en el mismo vagón de metro. Aún no entendía como la gente no se quedaba sorda poniendo en los auriculares la música a tal volumen. Y no, no le valía aquello de: es que así sientes la música más dentro de ti. No, porque un día la sentirías tan dentro de ti que acabarían por estallarte los tímpanos. El ascensor ya iba por la tercera planta cuando un pequeño bote la alertó. ¿Qué había sido eso? Bah, daba igual. Aquel trasto seguía en marcha y subiendo, y con suerte, en menos de medio minuto estaría ya en su planta, compraría aquellas zapatillas y se iría a su casa, para cambiarse de ropa e irse al Soho Rooms a trabajar. Pero aquel ascensor no llegó a pasar de la cuarta planta cuando, de repente, las luces se apagaron y el ascenso se vio interrumpido. El ascensor se estancó con un sonoro CLACK que produjo un ruido verdaderamente horrible. Nadia, por inercia, se agarró a la barandilla como si fueran a caerse. Una pequeña luz de emergencia se iluminó dentro del habitáculo y en el panel pudo observar que se habían quedado estancados entre la cuarta planta y la quinta. El pánico brotó por su garganta y ahogó un pequeño grito de emoción contenida. Otra luz se iluminó justo al lado del muchacho, cuya respiración era absolutamente palpable. Había aumentado el ritmo cardiaco y respiraba con más fuerza que antes. ― ¿Estás bien? ― Le preguntó. Y en el momento que alzó su rostro para encontrarse con el del muchacho, cayó en la cuenta de que le conocía. ― ¡Krisztiăn! ¡Pero si eres tú!


CREADO POR REVENGE PARA SOURCE CODE

avatar

Ocupación : Camarera.
Localización : Por aquí y por allí. Más aquí que allí.
Mensajes : 63
Reputación social : 196
Fecha de inscripción : 05/05/2012
Ver perfil de usuario
Volver arriba Ir abajo
MensajeTema: Re: Where words fail.. music speaks | Krisztiăn. Jue Mayo 17, 2012 4:17 pm

WHERE WORDS FAIL... MUSIC SPEAKS


You're reaching out and no one hears you cry,
you're freaking out again cause all your fears remind you.
Another dream, has come undone, you feel so small and lost
like you're the only one. You wanna scream, cause you're desperate.
Hay veces en la vida que te preguntas... ¿por qué a mí? Sí, esa incógnita que te taladra una y otra vez la cabeza, sin obtener respuesta de ninguna parte. Todos suelen hacerse esta pregunta cuando les ocurre algo malo. Vale, es cierto, a todos aquellos que obran mal que les jodan. Sí, así es. No son merecedores de una respuesta digna, ni tampoco de alguien que esté pendiente de responderle. Pero... ¿y cuando esa persona no ha hecho nada malo en su vida o, al menos, nada que vaya en contra de un protocolo justo? Esos seres que luchan día tras día por una vida mejor, que siguen las leyes de la moralidad y que siempre han tenido la aureola en la cabeza, como los angelitos que son. Bueno, siempre han dicho que aquellos que actúan con hijoputismo son aquellos a los que mejor les va en la vida, por muy catastrófico sea su pasado. Y aquellos que no quieren ser de esa forma, porque es su naturaleza, entonces son los que reciben todo mal. Krisz no había hecho nada malo en su vida. Y malo quiero referirme a robar, pelearse o esas cosas. Siempre había mantenido una pasividad y una paciencia intacta, esperando que la vida le proporcionara algo bueno, pero fue todo lo contrario. Hacía un mes exacto que los dioses se habían vuelto en contra de él. Le habían dado la espalda, como otro mortal más, beneficiando a todos los que iban a joder a la sociedad futura. Lo miraban desde arriba con arrogancia, mientras él sólo se dedicaba a chasquear la lengua y callar, porque era lo que mejor sabía hacer. Algún día la paciencia y la pasividad se acabarían, algún día...

Ese día no llevaba sus tan usuales gorros, sino que se había decantado por un sombrero pequeño, ni siquiera se había tomado la molestia de afeitarse como hacía diariamente, dejándose esa barba de tres días que lo hacía parecer más varonil. Poco le importaba, hoy estaba desganado. Quería salir de casa, y así lo hizo. Pensaba estar todo el día fuera, encerrado en el cementerio hasta que se desahogara lo suficiente como para ser capaz de llegar a casa. Había oído que en Okhotny ryad había de todo, en especial una floristería donde vendían tulipanes. Le parecía extraño que en un simple centro comercial hubiera una floristería, pero había buscado por las zonas de cerca de casa y no había encontrado ninguna que importara tulipanes rojos, la flor favorita de su madre. Se enfundó los cascos y se dirigió hacia allí con iPod en mano, mientras observaba distraídamente el cielo. Al parecer iba a llover otra vez, como había ocurrido días atrás. Justamente había sido domingo, y había tenido una gran pelea con un lienzo porque se había mojado entero y la pintura se había desperdigado por todo el cuadro, destrozando el boceto que había empezado a hacer. Tuvieron que decirle que ya haría otro más tarde para poder calmarse, incluso colocarle un lienzo en blanco delante, porque se había alterado sin necesidad. Llevaba un tiempo así, en el que se picaba con suma facilidad y lo único que quería era estar solo y, al mismo tiempo, en compañía. Su estado de ánimo era más que contradictorio, siempre yendo a contracorriente de sus pensamientos, como si uno fuera un huracán y el otro, la calma que viene después. La paz entre dos guerras, una bipolaridad extrema que ni él mismo entendía. ''¡Te ha bajado la regla!'' le decían, en broma. Sólo les dedicaba una sonrisilla irónica, algo poco común en él, para después darles una pequeña disculpa. En un momento podía estar cariñoso y amable y, al segundo, enfadado y con las mejillas rojas, pero no de un sonrojo. Hoy, más bien, estaba ausente, ido, frío. Se le había enfundado el yin y no quería irse.

Cuando entró, empezó a agobiarse. Estaba abarrotado de gente, yendo para un lado y para el otro con total rapidez, como si les fuera la vida en ello. Un olor desagradable azotó su nariz, provocando que hiciera una mueca de disgusto. Cómo se notaba que era primavera y ya hacía demasiado calor humano como para ir en multitud. Suerte que él tenía sumo cuidado con la higiene para que no lo metieran dentro de la generalización masculina que estaba una semana sin tocar la ducha. No, qué asco. Por fortuna, siempre tenía ese olor característico a almendras, agradable para el olfato. ¡Las veces que había prestado una chaqueta y no se la habían devuelto hasta el día siguiente! No quería saber qué hacían con ellas. Suspiró, adentrándose en aquel grandioso centro comercial, comprobando que la floristería se encontraba unas plantas más arriba. Llegó a la zona de ascensores, repleta de colas enormes que subían hasta por las escaleras eléctricas. Estuvo a punto de subir por ellas, pero recibió un pequeño empujón y acabó casi cayéndose en unas plantas que habían ahí. Gruñó, incorporándose. Cuando se dio cuenta, se percató de un ascensor vacío, como si no supieran de su existencia. ¡Genial! Cómo adoraba al querido karma. Se subió, mientras desperate, de Stanfour, resonaba a través de los cascos. La luz del ascensor era molesta, pero le daba igual. Presionó al botón que lo conduciría a la planta que buscaba, pero se paró en una intermedia, donde se subió alguien. No le prestó ninguna atención, aunque el olor a vainilla era más que agradable. No supo por qué ella, porque era una chica, y se notaba sin necesidad de mirar, también presionaba en el mismo botón. A lo mejor no se había dado cuenta de que ya estaba presionado, quién sabe. Al menos no era incómodo, porque el chico de ojos azules se mantenía escuchando su música y ella estaba en la otra parte del ascensor. Mejor que estar con seis personas de forma agobiante.

El ascensor hizo algo raro, cosa que de forma inconsciente provocó que se agarrara a una especie de barra que había ahí. Había sido un acto reflejo, más bien, pero esperaba que lo del ascensor no fuera nada. Esperaba impaciente que llegara a la quinta planta, y cuando eso estaba a punto de ocurrir, CLACK, el ascensor va y se queda estancado. Krisz maldijo en su interior, sobresaltándose ante las luces apagadas y el detenimiento del ascensor. No se veía mucho. Apagó la música para, por lo menos, preguntar en voz alta qué ocurría, a pesar de que la otra persona no lo supiera. Y, justo cuando se quitó los cascos, la chica soltó un grito, haciendo que el muchacho se tapara los oídos. ¿Cómo demonios podía tener tantos pulmones? Su respiración empezó a volverse entrecortada. ¿Había mencionado que tenía cierta claustrofobia? No, ¿verdad? Puso la mano en puño, arañándose la palma para que no empezara con los nervios, porque sabía que vendría después. Levantó el rostro para comprobar que aquella chica estaba bien, pero qué sorpresa se llevó en que la conocía. Era nada más ni nada menos que Nadia. Al comprobar que no era un desconocido, asintió con confianza. ―H-hola― musitó, tímidamente. No se le daba bien eso de saludar. Parpadeó, mirándola con fijeza. ―¿Qué ha pasado? El ascensor se ha parado―. No quería perder los nervios. No quería que sus manos empezaran a temblar, por lo que se arañaba aún más las palmas de las manos, notando cómo un líquido empezaba a salir de ellas, aunque eso era lo que menos le importaba en ese momento


Nadia φ Jueves φ 8:30 pm φ Okhotny Ryad

Thanks Sophie.

avatar

Ocupación : Artista bohemio y compositor.
Mensajes : 124
Reputación social : 295
Fecha de inscripción : 07/05/2012
Ver perfil de usuario
Volver arriba Ir abajo

Where words fail.. music speaks | Krisztiăn.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

Temas similares

-
» Venezuela Fail» Nota vocal --musica a capela» Musica instrumental» Ya me he cabreado!!» El por qué el PPSOE nos ha metido la Ley Sinde doblada. (RESUMEN EN CASTELLANO INSIDE))
Página 1 de 1.
Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
COCAINE :: It's Moscú, bitch :: Okhotny Ryad SC-
Cambiar a: